julia masvernat/arte


artes visuales
diseño gráfico
talleres
textos
links
contacto
Una acumulación que se transforma en imagen (2011)








Imágenes construidas a partir de material de descarte de otros trabajos: la contraforma de un bosque o los restos de un texto calado en el papel.

“El azar es parte integrante de la idea de bricolage; es el incidente, o sea, el pequeño acontecimiento imprevisto, el “micro-evento”, que está en el origen del movimiento. Bricolar es, entonces, recauchutar, zigzaguear, contornear. El bricoleur, al contrario del hombre de artes, jamás va directamente a un objetivo o en dirección a una totalidad: él actúa según una práctica fragmentaria, dando vueltas y esquivando, en una actividad no planificada y empírica. La construcción con pedazos de todas las proveniencias, el bricolage, será, por lo tanto, una arquitectura del azar, del lance de dados, una arquitectura sin proyecto. (…) El bricoleur nunca puede parar de recolectar y guardar fragmentos de materiales de antiguas construcciones encontrados al azar. Al contrario de la mayoría de los arquitectos, el bricoleur trabaja con materiales de segunda mano, con restos de lo que ya fue usado en otras construcciones, a veces con otras finalidades técnicas. El bricolage es un reciclaje arquitectural sobretodo aleatorio, que nace de la fragmentación de antiguas arquitecturas (…) Su poesía reside justamente en la dimensión aleatoria del resultado, siempre inesperado. Son los accidentes en el transcurso los que constituyen la forma de la construcción, porque, aunque existiendo siempre una intención difusa de construir, no existe forma detallada y predefinida de inicio, una forma a ser respetada, una proyección.”

Del libro: Estética da ginga: a arquitetura das favelas a través da obra de Hélio Oiticica / Paola Berenstein Jacques.– Rio de Janeiro: Casa da Palavra, 2003 [2ª edición].